La presente edición del Mobile World Congress muestra la incidencia de tecnologías digitales disruptivas que podrían llegar al mercado antes de dos años, muchas de las cuáles se están investigando en Cataluña. Se trata de tecnologías como el Big Data ligado al móvil, el 5G y nuevos productos de consumo conectados dirigidos a múltiples facetas. Por otra parte, también se apunta la consolidación de soluciones punteras, como la realidad virtual o la impresión 3D desde plataformas móviles.

El congreso refleja la “gran revolución del Internet de las Cosas y la inminente implantación del 5G“, que permitirá “muy pronto una mejor latencia de conexión en las grandes ciudades”, según destaca María Eugenia Fuenmayor, directora científica de Tecnologías Digitales del centro tecnológico Eurecat (miembro de Tecnio).

En los últimos años, el MWC “trasciende el móvil y muestra nuevos productos de consumo conectados que anticipan cambios sustanciales“, según señala la investigadora, que destaca que este año tienen protagonismo los coches autónomos y conectados, que a medio plazo “mejorarán la eficiencia de los desplazamientos” y la “seguridad de la movilidad cotidiana”, si bien “será clave garantizar la protección de los datos como fuente de posibles ciberataques”.

En este contexto, la ciberseguridad “debe estar a la altura de la creciente conquista de nuestras actividades por parte de las tecnologías móviles, aunque cada vez los móviles y wearables saben más de nuestras vidas, qué hacemos y cuándo lo hacemos e, incluso, cómo nos sentimos y qué pensamos”, subraya el director científico de Tecnologías Industriales de Eurecat, Ricard Jiménez.

Según el director del Centro de Excelencia en Big Data de Barcelona, ​​Marc Torrent, el MWC refleja la incidencia “cada vez mayor del Big Data ligado al móvil en un número creciente de sectores, como la movilidad urbana, la alimentación o el retail”.

Otra tecnología presente en el MWC es el Indoor positioning, que permite la localización precisa de teléfonos móviles y otros dispositivos en interiores de edificios donde no llega el GPS.

También está en auge la última generación de biosensores donde, utilizando módulos de función incorporados, el smartphone se puede utilizar como controlador, analizador y visualizador para un monitoreo rápido y en tiempo real.

En paralelo, las necesidades de fabricación y de integración de todos los dispositivos muestran una clara tendencia a la miniaturización, de forma que tecnologías de fabricación disruptivas, como puede ser el moldeo de componentes plásticos por ultrasonidos, están permitiendo pensar en nuevos horizontes funcionales, minimizando el impacto ecológico.

Tecnología consolidada

El MWC también sirve para consolidar tecnologías que se presentaron en años anteriores y que cada vez están más extendidas. Es el caso de las herramientas de realidad virtual y aumentada, que a corto plazo tendrán un papel destacado en el ámbito del ocio y de las industrias culturales.

En previsiones de la directora científica de tecnologías de Eurecat, “la realidad virtual será un estándar de ocio en pocos meses” y quedará “definitivamente implantada” con la rapidez de la transmisión de datos, que permitirá “retransmisiones inmersivas de eventos como partidos de fútbol”.

En este ámbito, el nuevo estándar de audio 3D, que Eurecat presentó el año pasado, llegará este mismo 2017 en el mercado. El proyecto Sfëar permite reproducir música en formato binaural a través del móvil de forma interactiva, y puede convertirse en el nuevo estándar de audio, como lo fue el estéreo en su momento. Esta tecnología, combinada con la visualización 3D, estará presente en aplicaciones de realidad virtual.