La empresa catalana 8wires y el centro tecnológico Eurecat han sido elegidos para participar en un proyecto europeo con el objetivo de mejorar la preparación de los pacientes mayores de 65 años antes de someterse a una intervención quirúrgica. En concreto, la empresa y el centro tecnológico han accedido a 1,2 millones de euros cada uno para desarrollar, junto con el personal médico, dos aplicaciones que ayudan a los pacientes a dejar de fumar y beber alcohol antes de someterse a una intervención, lo que reduciría posibles complicaciones en un 50%.

Para este proyecto, 8wires y Eurecat han contado con el apoyo de ACCIÓ -la agencia para la competitividad de la empresa, dependiente del Departamento de Empresa y Conocimiento- a través del asesoramiento del programa Compra Pública de Innovación y de la Oficina Exterior de Comercio y de Inversiones en Copenhague, ya que el proyecto está liderado por una institución sanitaria sueca.

El programa, en el que participan diferentes hospitales europeos, se llama Live Incite y está cofinanciado con fondos de la Comisión Europea. Como parte del proyecto, la empresa y el centro tecnológico catalanes han desarrollado dos soluciones digitales que incluyen aplicaciones móviles dirigidas a pacientes que deben someterse a una operación de cadera o rodilla. Las soluciones les ofrecen una serie de acciones para ayudarles a dejar hábitos poco saludables antes de la intervención para poderla encarar con una mejor preparación. El programa se dirige principalmente a pacientes que deben someterse a una operación de cadera y rodilla (muchos de ellos, de más de 65 años), aunque puede dirigirse a cualquier persona que tenga que pasar por este tipo de intervenciones.

Según el CEO de 8wires, Anxo Armada, “está demostrado que si dejas de fumar y beber cuatro semanas antes de una operación, las complicaciones se reducen a la mitad y esto no solo tiene consecuencias para la salud de los pacientes, que se recuperan antes, sino que también tiene un impacto en los costos operativos del sistema sanitario”. Por su parte, el director de eHealth de Eurecat, Felip Miralles, subraya que “la innovación impulsada por el proyecto permite realizar intervenciones y análisis individualizados, seguir métodos basados ​​en evidencia para el cambio de comportamiento y hábitos, así como aprovechar el potencial de la tecnología y los formatos digitales para maximizar el alcance de las intervenciones”.

El objetivo es que el médico prescriba una terapia digital al paciente durante el mes previo a la intervención, que éste podrá seguir mediante el uso de la solución digital. Cuando el usuario comienza a utilizar esta plataforma digital, recibe una serie de recomendaciones para dejar los hábitos poco saludables al tiempo que recibe asesoramiento de fisioterapeutas y psicólogos para hacer frente a la intervención. “Los usuarios reciben diariamente una serie de informaciones que los acompañan en el proceso de la operación y deben ir superando retos para llegar lo más preparados posible con el objetivo final que tengan un consumo cero de alcohol y tabaco”, explica Armada. El equipo médico, por su parte, dispone de un panel de control desde donde puede hacer el seguimiento individualizado de cada paciente. En este sentido, Miralles subraya que “Eurecat participa desde hace años en diferentes consorcios que desarrollan herramientas avanzadas de telemedicina, una disciplina que calculamos que dará un salto adelante de 5 años a raíz de la Covid-19 y que situará sus prestaciones reales al nivel del potencial que ofrece, en términos de la modelización de los procesos clínicos, la promoción de la prevención, la monitorización y el apoyo a la decisión”.

Ambas plataformas comenzarán próximamente la fase de estudio clínico -que se ha retrasado como consecuencia de la pandemia- durante la que se realizará una prueba piloto inicialmente con usuarios que no forman parte del estudio para comprobar la usabilidad de la herramienta y, en una segunda fase, con pacientes. La intención es que los hospitales europeos que forman parte del consorcio, incluido el Karolinska University Hospital, puedan introducir estas herramientas digitales como parte de sus protocolos para reducir riesgos en operaciones y, de este modo, contribuir al ahorro para el sistema sanitario.

Fundada en 2016 en Barcelona, ​​8wires cuenta con un equipo de una quincena de personas y se especializa en la consultoría en big data así como en la gestión de datos y mejora de la experiencia de usuario para los sectores de la salud, el turismo y la logística. Por su parte, el centro Eurecat, que reúne a más de 650 profesionales y da servicio a más de 1.600 empresas.