El centro tecnológico Eurecat coordina el proyecto europeo MADRAS, que ha desarrollado un prototipo de etiqueta de geolocalización, un detector de huellas dactilares y un módulo solar, mediante impresión funcional y nuevos materiales, que hacen que esta solución sea una alternativa sostenible respecto a la fabricación de estos elementos con cobre o silicio.

Las innovaciones, que se han presentado en la feria LOPEC, el evento de referencia en electrónica impresa celebrado en Múnich, incorporan un conjunto de nuevas tintas funcionales y sustratos avanzados. Para su producción, se ha establecido también una metodología de fabricación de alta velocidad, conocida como in-mould electronics, con materiales optimizados y mejoras en la conductividad y la transparencia.

El impacto generado por el proyecto MADRAS ha contribuido a “aumentar la competitividad industrial de las empresas europeas de electrónica de consumo, proporcionándoles un proceso de fabricación de bajo coste y una mejora de la vida útil y procesabilidad de los materiales”, explica la coordinadora técnica de MADRAS e investigadora de la Unidad de Impresión Funcional y Dispositivos Integrados de Eurecat, Laura López.

La implantación de estos materiales en la fabricación de dispositivos electrónicos “ofrece alternativas viables a los conductores y semiconductores inorgánicos convencionales, como el cobre o el silicio, proporcionando al producto resultante una mayor robustez, una reducción de costes y un impacto ambiental reducido”, añade la promotora tecnológica de la Unidad de Impresión Funcional y Dispositivos Integrados de Eurecat, Cristina Casellas.

En concreto, los materiales desarrollados consisten en un sustrato de nanocelulosa sostenible y diferentes tipos de tintas avanzadas, como tintas transparentes semiconductoras basadas en componentes orgánicos, tintas transparentes a base de nanohilos de plata conductoras y tintas semiconductoras basadas en nanopartículas de óxido metálico.

En esta línea, “destaca el impacto de las innovaciones desarrolladas en sectores como la logística y el Internet de las Cosas, puesto que permiten dar respuesta a los retos actuales de localización de mercancías y hábitos de consumo, así como la reducción de basura electrónica, eliminando la necesidad de uso de baterías en objetos inteligentes”, afirma Cristina Casellas.

El proyecto MADRAS es una iniciativa financiada por el programa Horizon 2020 de la Unión Europea y cuenta con un consorcio formado por 12 socios de España como Eurecat, Eticas Research and Consulting, Tecnopackaging, UNE y Cooltra; de Francia como Genesink, Fedrigoni y Paragon ID; de Dinamarca como infinityPV; de Holanda como TNO y de la República Checa como COC y la Universidad de Pardubice.