La cocina y la gastronomía forman parte del patrimonio cultural de los territorios y, hoy en día, también son un motor económico. Dada su importancia, desde el año pasado y hasta este verano se está celebrando en Cataluña el III Congreso Catalán de la Cocina, en el que uno de los ámbitos temáticos trabajados, sobre todo en las comarcas de Tarragona, es el turismo y la gastronomía, un binomio en crecimiento y que muchos destinos turísticos están incorporando a sus estrategias.

La necesidad de diferenciarse y de poner en valor la autenticidad del destino, de dar respuesta a los visitantes con mayores intereses culturales, de desestacionalizar la actividad turística y de propiciar una mayor distribución de los flujos por el territorio son algunos de los argumentos por los que el turismo gastronómico, que se considera como un atractivo indispensable de los destinos, se encuentra en constante crecimiento.

El II Global Report on Gastronomy Tourism de la Organización Mundial del Turismo, pone de manifiesto que el 87 por ciento de los entes turísticos consideran que la gastronomía es un elemento estratégico para definir la imagen y la marca del territorio.

Además, las experiencias gastronómicas son cada vez más decisivas en la elección del destino. Para un segmento como son los Millennial, los jóvenes nacidos en las últimas dos décadas del siglo XX, la comida es un atractivo clave para vivir experiencias auténticas, como se recoge en las conclusiones del I Congreso Internacional de Turismo Gastronómico.

El número 24 del boletín sobre innovación y tendencias en turismo ‘Tendencias’, editado por el Departamento de Innovación Turística de Eurecat, analiza en profundidad esta temática en el reportaje ‘Destinos con activos gastronómicos‘.

 

III Congreso Catalán de la Cocina

En Cataluña, la constatación de haber desarrollado un modelo de crecimiento y de éxito sobre la gastronomía y la cocina catalana ha llevado a la celebración del III Congreso Catalán de la Cocina , promovido por la Fundación Instituto Catalán de la Cocina y de la Cultura Gastronómica y el Campus de Alimentación de la Universidad de Barcelona. Se trata de una oportunidad de análisis y de reflexión sobre en qué se ha convertido la cocina catalana durante los últimos 25 años y sobre cuál es la situación actual del mundo de la cocina a nivel profesional, social, cultural y turístico.

Además, todo el año congresual tiene el objetivo de responder a la necesidad de consolidar esta fórmula de éxito, mejorarla y garantizarla para las próximas décadas con la mirada puesta hacia el horizonte del 2025, un nuevo punto estratégico en el calendario europeo.

El Congreso promueve un proceso abierto de debate en toda Cataluña y descentralizado en comisiones territoriales lideradas por las universidades catalanas.

En este marco, la Comisión del Campo de Tarragona , liderada por la Facultad de Turismo y Geografía de la Universidad Rovira i Virgili, y la propuesta turística ‘El Paisaje de los Genios’ , que permite descubrir la esencia del paisaje de Costa Dorada y Tierras del Ebro que inspiró la obra y la personalidad de cuatro genios universales como Antoni Gaudí, Joan Miró, Pau Casals y Pablo Picasso, han puesto en marcha el proyecto ‘La Cocina los Genios’.

 

 

La Cocina de los Genios

Tomando el eje de las manifestaciones artísticas y la cultura, el proyecto propone vincular la cocina de las comarcas de Tarragona con los artistas universales que han dejado su huella en el territorio y que se han inspirado, a la vez que se lleva a cabo un proceso de reflexión en torno a los rasgos definitorios que caracterizan esta cocina.

Los Genios, Gaudí, Miró, Casals y Picasso, que nacieron o pasaron largas temporadas en Reus, Mont-roig del Camp, El Vendrell y Horta de San Juan, respectivamente, permiten dialogar en torno a la gastronomía a través de varios elementos como los productos de proximidad, la arquitectura, los platos, la naturaleza, las formas, el color, el territorio, los paisajes, las técnicas, la libertad creativa, la historia, las personas o las emociones, entre otros.

El proceso creativo que se ha puesto en marcha, cuenta con la participación de expertos de los centros de interpretación y museos centrados en las figuras de los artistas, de cocineros, de panaderos y pasteleros, de productores del territorio y de gestores turísticos, que se organizan en grupos de trabajo en cada uno de los municipios para compartir su conocimiento y crear nuevos platos.

Productos de proximidad

Para conocer un territorio debe conocer su gastronomía, que muestra las riquezas naturales que aquel lugar puede ofrecer. Es por ello que en todas las comisiones del III Congreso de la Cocina se está haciendo especial énfasis en analizar los productos de proximidad, ya que muchos de los platos que definen la cocina y la gastronomía de un país están elaborados a partir de alimentos autóctonos excepcionales y arraigados en el territorio, lo que les proporciona un carácter específico y con personalidad propia.

Además, estos tienen un estrecho vínculo con otros ejes de reflexión del congreso como son el Conocimiento culinario, que incluye la calidad del producto agroalimentario o nuevos ámbitos científicos; o Cocina y sociedad, que incluye ámbitos como la cocina y la alimentación saludable o la cocina de proximidad y el desarrollo local y territorial.

En este sentido, estudios recientes realizados por la Unidad de Nutrición y Salud de Eurecat y el grupo de investigación en Nutrigenómica del Departamento de Bioquímica y Biotecnología de la Universidad Rovira i Virgili, han demostrado que la estacionalidad modifica los efectos sobre la salud del consumo de una misma variedad de fruta..

También desde la Unidad de Biotecnología se lideran varios proyectos que tienen como objetivo identificar nuevos ingredientes saludables, como es el caso del proyecto PECT Nutrisalt que se centra en las plantas de las comarcas de Tarragona para revalorizar económicamente estos cultivos y sobre todo las partes de estas plantas que no se aprovechan para el consumo humano.