El centro tecnológico Eurecat está presente en la Fira de Novembre de Vilanova i la Geltrú, donde da a conocer proyectos de I+D+i para impulsar la digitalización de los sectores agrícola y ganadero, con el objetivo de contribuir a la capacidad de las empresas de tomar decisiones más informadas e incrementar su competitividad.

Eurecat presenta proyectos “que muestran una importante hibridación de tecnologías digitales e industriales que van desde la robótica y la inteligencia artificial hasta el Internet de las Cosas (IoT) y la electrónica flexible, entre otros, y que son una oportunidad de innovación para las empresas de diversos sectores para hacer frente a sus retos”, afirma el responsable de Negocio del Sector Alimentario de Eurecat, Ignasi Papell.

En esta línea, Eurecat muestra en la Fira de Novembre, que se celebra hasta el 15 de noviembre en formato virtual debido a la situación sociosanitaria causada por la COVID-19, el proyecto europeo Grape, financiado por la Comisión Europea dentro del proyecto Echord ++, en el marco del cual se ha desarrollado un robot autónomo, equipado con un manipulador móvil destinado a distribuir dispensadores de feromonas para el biocontrol de plagas de insectos en los viñedos de forma automática. Esta plataforma también hace posible el control del estado de salud del cultivo, mediante varios sensores para recoger imágenes y otros datos de la planta, como el color de las hojas y de la uva o el índice de vegetación.

Eurecat participa también en el proyecto agROBOfood, una red europea de Digital Innovatoin Hubs orientada a impulsar y acelerar la adopción efectiva de tecnologías robóticas y de inteligencia artificial en el sector agroalimentario, en la que ensayará el uso de robots para la supervisión de viñedos para aumentar su productividad y sostenibilidad. Además de esta red, agROBOfood impulsa también la innovación tecnológica dentro de las pymes del sector con la financiación de proyectos de alto valor tecnológico a través de las convocatorias (OpenCalls) del proyecto.

También presenta VitiGEOSS, coordinado por Eurecat y financiado por el programa Horizon 2020 de la Unión Europea, que integrará la analítica de datos satelitales y los datos de sensores instalados en el campo y en la maquinaria para desplegar nuevos servicios de prescripción agronómica, optimización de recursos y cálculo de indicadores para la mejora en la gestión de explotaciones vitivinícolas, facilitando la gestión del riego, la fertilización, el control de plagas y la sostenibilidad.

Tecnología para mejorar la productividad de los cultivos

Eurecat presenta IoECrops como ejemplo de aplicación del Internet de las Cosas y la interoperabilidad para la mejora productiva en explotaciones de cultivos extensivos. En concreto, los socios del proyecto IoECrops han desarrollado nuevos sensores de alta precisión para densidad de siembra, sensores de detección y posicionamiento de balas de paja, sensores para la monitorización de cultivos y un sistema de control de fertirrigación, los cuales se conectan a internet y, gracias a la interoperabilidad máquina a máquina entre maquinaria agrícola, servidores en la nube, programadores de riego y sensores, se ha conseguido desarrollar nuevos servicios de monitorización, recomendación y automatización para mejorar la gestión agrícola.

El proyecto forma parte de la Comunidad RIS3CAT de Tecnologías de la Producción Agroalimentaria (COTPA), financiada por el programa operativo Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

Por otra parte, Eurecat ha participado en el proyecto APPERVITI, que ha desarrollado una app para la agilización de la gestión del personal de campo vitivinícola, centrada en el proceso de identificación de los trabajadores que desarrollan su actividad en el campo, asegurando el máximo rigor y mejorando la gestión. Este proyecto ha contado con el apoyo del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo por el apoyo a las Agrupaciones Empresariales Innovadoras, con la participación del clúster INNOVI y las empresas RawData, ADECCO y Juvé & Camps.

Etiquetas inteligentes

El centro tecnológico muestra una botella de vino, de la que es posible verificar algunos de sus parámetros sin abrirla, gracias a los sensores que lleva incorporados en la etiqueta y que ha desarrollado con la bodega Ramon Roqueta y Germark, mediante electrónica flexible.

Esto es posible porque la botella lleva una etiqueta inteligente con electrónica flexible, sin baterías, que contiene sensores de temperatura y ópticos que permiten el monitoreo de la calidad del producto con la botella cerrada, mediante tecnología Near Field Communication (NFC), que hace posible una alimentación y comunicación inalámbrica a una aplicación móvil.

El proyecto cuenta con la financiación del programa público Retos de Colaboración del Ministerio de Ciencia e Innovación.