La fabricación digital y conectada para producir de forma más eficiente nuevos productos, la Inteligencia Artificial y la hiperautomatización, la economía circular y la nutrición personalizada son algunas de las grandes tendencias tecnológicas que marcarán el año 2021, según el centro tecnológico Eurecat, especializado en la transferencia tecnológica en las áreas digital, industrial, biotecnológica y la sostenibilidad.

La situación actual marcada por la Covid-19 “ha evidenciado la importancia de la investigación y la innovación para superar nuevos retos y necesidades y nos pide sintonizar con la visión de una Europa mucho más verde, digitalizada y resiliente”, con el fin de capacitar el tejido productivo para responder rápidamente a los retos futuros, tanto sanitarios, sociales y medioambientales como tecnológicos que nos surgirán”, según pone de relieve el director científico de Eurecat, Daniel Casellas.

En concreto, en el área industrial en 2021 se prevé una aceleración hacia las factorías digitales y conectadas, para producir de forma más eficiente nuevos productos. En este sentido, “el análisis predictivo de datos históricos de la cadena de producción revela patrones de un valor incalculable para la empresa y el reto es conseguir que con la Inteligencia Artificial se desarrollen procesos de manufactura complejos que procesen datos en tiempo real y permitan utilizar materiales avanzados para producir productos de alto valor añadido”, señala Casellas.

Para “seguir evolucionando y tomar decisiones instantáneamente sin ser esclavo de la conectividad, otra tendencia clara es la Inteligencia Artificial embebida en las propias tecnologías constituyentes de los procesos industriales”, apunta.

En este respecto, el director científico de Tecnologías Industriales de Eurecat, Ricard Jiménez, subraya que “el diseño orientado a la manufactura no es una disciplina nueva pero aún debe imbricar mucho más en el día a día de las ingenierías”. Los datos de planta deben retroalimentar las aplicaciones de diseño y viceversa, a fin de poder acceder a un nuevo universo de posibilidades. Según Jiménez, estas oportunidades “se multiplicarán con el uso de la virtualización de las plantas de producción (digital twins de todos los procesos) y el despliegue masivo de la simulación”.

Durante 2021 “la Inteligencia Artificial será clave e impulsará la hiperautomatización de procesos de todo tipo”, continúa la directora científica del Área Digital de Eurecat, Maria Eugenia Fuenmayor. En su opinión, como consecuencia de la pandemia “será fundamental para ayudar a las empresas a identificar, interpretar y adaptarse a los nuevos patrones de conducta de las personas”. A raíz de la Covid-19, también “será importante toda la tecnología asociada a apoyar el trabajo y las operaciones de todo tipo a distancia”, añade.

Este 2021, “la economía circular será la clave en la recuperación económica, en la transformación del modelo económico y para potenciar la calidad ambiental y la mitigación del cambio climático”, continúa el director del Área de Sostenibilidad de Eurecat, Miquel Rovira. Desde el punto de vista empresarial, con la circularidad se puede alargar la vida útil de los productos y recursos con tres grandes ejes de actuación que son el ecodiseño; los modelos de uso óptimo potenciando la utilización compartida, la reparación y el mantenimiento inteligente y la recuperación de valor al final de vida con la reutilización y el reciclaje, entre otros. En este ámbito, Eurecat seguirá trabajando en los vectores ambientales más relevantes, como son los residuos, el agua, el aire, los suelos, la energía y su almacenamiento. Serán también ejes de trabajo la determinación del impacto ambiental y el desarrollo de indicadores de circularidad, así como la adaptación al cambio climático, especialmente en zonas costeras.

En el área biotecnológica, “se seguirán viendo avances hacia una nutrición más personalizada y saludable, orientados a la creación de alimentos y de bebidas funcionales, específicos y saludables para grupos de consumidores, en base a características genéticas y metabólicas y al estilo de vida, entre otros factores”, subraya el director científico del Área de Biotecnología de Eurecat, Francesc Puiggròs. En el presente escenario marcado por la lucha contra la Covid-19, afirma, “se prevé un incremento de la innovación tecnológica en el ámbito de la nutrición personalizada como estrategia para luchar contra las patologías infecciosas, junto con metodologías para detectar biomarcadores de pronóstico”, por lo que se desarrollarán estrategias nutricionales adaptadas a cada perfil según su predisposición a la gravedad.