Hemos aprendido importantes lecciones de la gestión de la pandemia de la Covid-19, y una de ellas es la necesidad urgente de prepararnos como sociedad para hacer frente a los retos complejos que nos esperan. Estos retos incluyen el cambio demográfico, el cambio climático y la presión sobre los sistemas sanitarios y sociales, de los que queremos asegurar la sostenibilidad para mantener o mejorar la calidad de vida de las personas.

En ese sentido, el progreso científico y tecnológico jugará un papel fundamental. Gracias a la colaboración transversal e interdisciplinaria entre las ciencias de la vida y las ingenierías, como la genética, las terapias avanzadas, la inteligencia artificial y la internet de las cosas, se han obtenido avances espectaculares. En Eurecat tenemos la oportunidad de tener un rol clave y transformador en este ámbito. Con nuestra oferta tecnológica de servicios basada en la investigación y el conocimiento, tenemos la capacidad y la vocación de coordinar empresas, centros asistenciales biomédicos, sistemas de salud y sociales y otros actores necesarios del sistema para innovar y transferir a la práctica clínica y al mercado.

Ya somos referentes en la aplicación de la tecnología para construir soluciones basadas en dispositivos médicos, la digitalización de la atención integrada, la robótica asistencial, los biosensores, los sistemas de apoyo a la toma de decisiones clínicas, los hospitales inteligentes y la medicina y la nutrición personalizada y de precisión. Nuestra visión es preventiva, centrándose en el mantenimiento de la salud mediante la promoción de hábitos saludables y sostenibles. Ahora queremos ser también referentes en salud ambiental que juega un papel clave en la construcción de una salud planetaria.

Mediante la recopilación y el análisis de datos ambientales, como la contaminación de los diferentes medios, la degradación ambiental, el efecto del cambio climático y la resistencia microbiana, junto con los datos epidemiológicos y de salud comunitaria, podemos construir modelos predictivos que nos ayuden a comprender el efecto del medio ambiente en la etiología de la salud y de la enfermedad. Estos modelos proporcionarán herramientas para alertar a las autoridades sobre los riesgos y para activar mejoras en las políticas de salud. También permitirán a los profesionales de la salud incorporar este conocimiento en la práctica clínica y dar indicaciones personalizadas a los pacientes sobre los riesgos de exposición y las medidas de prevención. Sobre todo, proporcionarán herramientas a la ciudadanía para un llamamiento a la acción y promoverán un cambio de hábitos hacia un futuro de sociedad saludable y sostenible.

La salud ambiental es crucial para nuestra supervivencia y bienestar, tanto a nivel individual como a nivel planetario. Debemos trabajar conjuntamente como sociedad para proteger y preservar nuestro entorno y promover hábitos saludables y sostenibles. En esta tarea, la investigación y la innovación nos ofrecen herramientas y conocimientos esenciales para abordar los retos de la salud planetaria. Con el apoyo y colaboración de la comunidad científica, los gobiernos, las organizaciones y la sociedad en general, podemos conseguir un futuro más saludable y sostenible para todos, donde nuestra salud y el medio ambiente estén en armonía.

Felip Miralles, director de Tecnologías de Salud de Eurecat