El centro tecnológico Eurecat ha subrayado la importancia de la bioeconomía para acabar con la dependencia de recursos fósiles y de materias primas de terceros, con motivo de su participación en la primera edición del Congreso BIT, que esta semana ha sido el punto de encuentro de empresas, startups y centros de investigación que lideran el futuro de la bioeconomía catalana para transformar el sector primario y agroindustrial.

El papel de la bioeconomía en la evolución hacia nuevos paradigmas productivos que promuevan el uso sostenible de recursos biológicos “tendrá un papel fundamental para acabar con la dependencia de recursos fósiles o de las materias primas de terceros países”, al mismo tiempo que “permitirá generar oportunidades para el desarrollo socioeconómico y laboral”, destaca el director de Desarrollo Científico-Tecnológico de Eurecat y gerente de Eurecat Lleida, Gabriel Anzaldi.

Según Gabriel Anzaldi, “Lleida, y Cataluña, cuentan con grandes activos para impulsar el liderazgo del país en la bioeconomía”, porque se “dispone del conocimiento, la capacidad sectorial y la voluntad emprendedora para conseguirlo”. En este sentido, remarca, “el enfoque abierto y colaborativo de la iniciativa impulsada desde el territorio refuerza su potencial como polo de referencia”.

En la sesión del congreso sobre el conocimiento como motor de la bioeconomía,  Eurecat ha presentado el mapa del ecosistema de I+D+I catalán para el desarrollo de la bioeconomía en una conferencia impartida por la responsable de Ecosistemas y Políticas de Innovación del departamento de Consultoría Tecnológica de Eurecat, Laura Arribas, quien ha reforzado la necesidad de “disponer de infraestructuras tecnológicas a escala preindustrial e industrial para facilitar y potenciar la escalabilidad industrial de las soluciones en bioeconomía”.

Por otra parte, en esta misma sesión temática, la jefa de la Línea de Residuos y Economía Circular de la Unidad de Residuos, Energía e Impacto Ambiental de Eurecat, Sandra Meca, ha dado a conocer dos proyectos innovadores. En el panel de proyectos I+D+I para la valorización de recursos líquidos, se ha presentado el proyecto SOLIEVA de recuperación de compuestos de interés y agua de las balsas de evaporación de la industria de la aceituna de mesa para su valorización; y en el panel de proyectos para la valorización de recursos sólidos, el proyecto HEREWEAR que consiste en la producción textil a partir de materiales de base biológica.

“La bioeconomía circular es de gran importancia para el aprovechamiento de materia y energía de los residuos orgánicos”, destaca la coordinadora de Investigación del Área de Sostenibilidad de Eurecat, Irene Jubany. En este sentido, Irene Jubany ha dado a conocer las tecnologías de pirólisis y gasificación que desarrolla Eurecat en una mesa redonda sobre bioeconomía y agroalimentación en el marco del 5º Foro Agroalimentario, celebrado también en Lleida este viernes.

El evento, que se celebra en la Llotja de Lleida, cuenta con más de 50 expertos en bioeconomía que comparten sus experiencias en diferentes sesiones temáticas, mesas redondas, talleres y ponencias.

El centro tecnológico Eurecat es también entidad colaboradora del Congreso BIT 2022, organizado por el Departamento de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural de la Generalitat de Catalunya, Fira de Lleida y el Ajuntament de Vic, con el apoyo de la Diputació y el Ajuntament de Lleida.

El congreso, que se lleva a cabo coincidiendo con la Fira de Sant Miquel de Lleida, forma parte de la iniciativa Transformación Económica de las Terres de Lleida, Pirineu i Aran, un proyecto promovido por la Diputació de Lleida y que cuenta con el apoyo e implicación de las principales instituciones de Lleida, con el objetivo de generar un nuevo modelo económico basado en la economía verde, circular y digitalizada.