La irrupción de la inteligencia artificial generativa producida en los últimos meses es un ejemplo único de adopción masiva y en un espacio de tiempo muy breve de una innovación tecnológica, con un impacto manifiesto, prácticamente en todos los niveles de la sociedad y sectores económicos.

ChatGPT ha sido el catalizador de este escenario gracias a su disponibilidad universal a través de internet y su formato de interfaz conversacional, accesible para la mayor parte de la ciudadanía. Por esta razón, ChatGPT se ha convertido en el ejemplo más conocido de una herramienta de IA generativa, pero existen muchas otras aplicaciones basadas en esta tecnología que permiten que los ordenadores, no sólo generen y procesen lenguaje escrito como es el caso del ChatGPT, sino que también hagan lo mismo con voz, imagen, vídeo e incluso con código.

Desde un punto de vista empresarial, la IA generativa, objetivamente, puede verse como una gran herramienta de apoyo a la productividad, especialmente en ámbitos profesionales en los que la creatividad, el conocimiento y la gestión de esta son clave.

Desde un ángulo más global, y también más social, la inteligencia artificial generativa, hoy, plantea todavía muchos interrogantes en relación con la fiabilidad y el sesgo de los resultados, la distorsión de la realidad en forma de noticias falsas o la suplantación de la identidad personal, por citar algunos ejemplos. Desde una perspectiva legal, también existen dudas sobre el uso de materiales con derechos de autor que se utilizan para entrenar los modelos base de la IA generativa y el impacto que esto puede tener en la propiedad intelectual de los nuevos materiales generados o de las obras derivadas.

Dentro de este contexto, Eurecat apoya un desarrollo de la inteligencia artificial y, en particular, de la IA generativa, que tiene en cuenta los principios éticos tanto en su desarrollo como en su operativa, basados en la transparencia y la explicabilidad.

Estas son las líneas rectoras de la actividad de Eurecat en los diferentes proyectos basados en inteligencia artificial que desarrolla, al tiempo que apoya las distintas iniciativas que abogan por un uso ético de la inteligencia artificial, de manera que las capacidades de esta tecnología siempre vayan a favor de las personas y se mantengan bajo su control en todo momento.

Podrá profundizar en estas perspectivas en la próxima convocatoria del AI & Big Data Congress, que abordará en Barcelona los avances en inteligencia artificial generativa y su impacto en los negocios y de la que tiene todos los detalles en el presente newsletter.

También os hablamos de la celebración del 15 aniversario de la creación del centro tecnológico Eurecat Reus, originariamente como Centro Tecnológico en Nutrición y Salud (CTNS), con un acto que ha reunido a las instituciones, empresas y personas que han sido claves desde su impulso y desarrollo hasta la actualidad, para potenciar este centro de referencia en investigación e innovación en nutrición, salud y ciencias ómicas.

El reportaje de este mes está dedicado a la descarbonización, un ámbito en el que cabe destacar la importancia del trabajo en clave de ecosistema, cubriendo toda la cadena de valor hasta la implementación de soluciones industriales a gran escala. Asimismo, en la entrevista, Jordi Carbonell, comisionado por el PERTE Agroalimentari, nos aporta claves muy interesantes sobre las perspectivas y oportunidades en este campo.

La aplicación de tecnología fotónica e inteligencia artificial para predecir defectos en la fabricación textil es otro de los contenidos que también encontrará en este newsletter, junto con informaciones sobre el uso de robots colaborativos y cámaras en la recolección y manipulación de fresas, el impulso de estrategias por parte del sector turístico por una gestión sostenible de los recursos hídricos y la alianza con la Fundación Impulsa Talentum para liderar las estrategias y comunicaciones en gestión del talento en las organizaciones. ¡Muy buen verano!

Xavier Torra

Presidente de Eurecat