El proyecto ERKSens, impulsado por Renalyse, spinoff de la Universitat Rovira i Virgili, junto con el centro tecnológico Eurecat y la URV, ha recibido 1,3 millones de euros del programa RETOS para llevar un dispositivo para el diagnóstico y monitorización de hemoglobina y potasio al mercado en cuatro años.

La financiación recibida -una parte subvención y una parte de préstamos blandos- permitirá a CreatSens Health, junto con la Universidad a través del grupo de investigación en Quimiometría, Cualimetría y Nanosensores, y el centro tecnológico Eurecat sacar al mercado un doble sensor que permitirá determinar el potasio y la hemoglobina en pacientes con enfermedad crónica. El proyecto ERKSens debe permitir realizar medidas de estos biomarcadores clave desde casa, con el fin de poder dar una respuesta inmediata a problemas graves que puedan darse en el domicilio del paciente enfermo crónico. Los dos marcadores son capaces de prevenir problemas como arritmias, anemias, deficiencias severas o, incluso, enfermedades cardiopulmonares. La ventaja principal es la de poder dar una respuesta más rápida, eficiente y personalizada en episodios agudos de un paciente crónico.

Este sensor medirá la hemoglobina y el potasio en un mismo dispositivo y que será de uso tanto personal, es decir, los pacientes podrán tomar las medidas en casa, o bien médico, desde las mismas consultas de la atención primaria. En uso médico, además de poderse utilizar en pacientes renales, también se prevé su utilización por los pacientes con cardiopatías. Este tipo de sensores se pueden encontrar en la actualidad en los laboratorios o en dispositivos de hospital que se utilizan en urgencias, pero siempre utilizados por especialistas. La propuesta de valor que hace CreatSens Health, a través de su marca comercial de productos para la enfermedad renal, Renalyse, es que el paciente lo puede utilizar desde su domicilio, no se requiere ser un experto, es un dispositivo más económico y los resultados son inmediatos. En cuatro años el dispositivo estará listo para llegar al mercado gracias a las actuales colaboraciones que mantiene la empresa con entidades de renombre como el Hospital Clínic de Barcelona o el mismo centro tecnológico Eurecat.

La tecnología desarrollada permitiría la generación descentralizada y en tiempo real de información clínica relevante, que ayudaría al especialista médico en su toma de decisiones y podría contribuir a optimizar los recursos del sistema sanitario. El proyecto recibe la financiación del Ministerio de Ciencia e Innovación.

Más de 90 millones de enfermos crónicos en la UE

Más de 90 millones de personas de la Unión Europea y más de 37 millones de Estados Unidos tienen enfermedad renal crónica, una enfermedad con una incidencia muy alta en la población que altera la función de los riñones y que puede tener implicaciones muy serias para la salud. La detección y control preventivo de esta enfermedad silenciosa es crucial, ya que cada año millones de los afectados mueren de forma prematura.

La empresa CreatSens, liderada por Adrià Maceira, está enfocada a controlar el progreso de la enfermedad renal crónica a través de herramientas tecnológicas de última generación que permitan medir parámetros relevantes para los pacientes, de una forma mucho más sencilla y adaptada a el uso doméstico. Están trabajando en diferentes dispositivos médicos tales como uno que permitirá medir los biomarcadores clave en el desarrollo de esta enfermedad, a través de una gota de sangre.

La Unidad de valorización de la Fundación URV ha apoyado Creatsens Health para la obtención de esta ayuda. El centro tecnológico Eurecat, con una amplia experiencia en el desarrollo industrial de tecnología, apoyará el proyecto a través de la automatización, la optimización y la implementación de procesos industriales.