El centro tecnológico Eurecat participa en el proyecto europeo B-WaterSmart, que está enfocado a desarrollar y demostrar tecnologías inteligentes y enfoques de economía circular a gran escala para un uso optimizado del agua.

El objetivo del proyecto es acelerar la transformación hacia economías y sociedades inteligentes en la gestión del agua en toda la costa de Europa, reduciendo la extracción de agua dulce, mejorando la recuperación y la reutilización de los recursos y aumentando la eficiencia en su uso.

En concreto, el proyecto aplica un enfoque de innovación sistémica a gran escala para seleccionar, conectar y demostrar un conjunto personalizado de tecnología, gestión y soluciones de datos inteligentes para múltiples usos y sectores del agua, así como para crear nuevos modelos comerciales basados ​​en la economía circular y la inteligencia del agua.

En el marco del proyecto, se desarrollarán también metodologías, herramientas y procesos para permitir el uso seguro de fuentes alternativas de agua, como el agua reutilizada, con el fin de «aportar soluciones a las ciudades ante los retos del cambio climático y de la escasez de agua», afirma el director de la Unidad de Agua, Aire y Suelos de Eurecat, Xavier Martínez Lladó.

La investigación se basa en desafíos específicos de seis ciudades y regiones costeras europeas como Alicante (España), Bodo (Noruega), Flandes (Bélgica), Lisboa (Portugal), Frisia Oriental (Alemania) y Venecia (Italia), en las que se realizarán diferentes casos de estudio.

De acuerdo con el coordinador del proyecto, David Schwesig, «el ciclo del agua es un sistema holístico de naturaleza, tecnología y sociedad. En cooperación con diversos grupos de interés, se desarrollan conjuntamente soluciones innovadoras y se ponen a prueba en seis lugares, llamados Living Labs, repartidos por toda Europa. Están destinados a ayudar a las empresas especializadas en la gestión del agua y los municipios a hacer que sus sistemas y servicios sean sostenibles, inteligentes y más resistentes al cambio climático».

La Unidad de Agua, Aire y Suelos del centro tecnológico Eurecat participará en el caso de estudio de Alicante, aportando conocimientos y soluciones para la recuperación de amonio mediante destilación por membranas. Por otra parte, la Unidad de Inteligencia Artificial Aplicada de Eurecat trabaja para proporcionar un marco de trabajo en las más de veinte herramientas digitales involucradas en el proyecto y aplicadas en los seis living labs, a fin de aumentar la interoperabilidad entre los agentes del sector, permitiendo así potenciar su impacto.

El proyecto B-WaterSmart está coordinado por IWW Water Center (Alemania) e incluye 36 socios de ocho países diferentes, y cuenta con financiación del programa de la Unión Europea Horizon 2020.